Atemporal

Posted on Actualizado enn


Paró el reloj el día en que te fuiste
Mudas aún, guardan respeto las manillas
Y un alud cuesta abajo en las mejillas
Necio el recuerdo al pensar insiste

La perfecta circunferencia tan eterna
Ilumina breve el empiezo del camino
Corazón tan duro reniega su destino
Monótona canción sin estribillo

Inmóvil, dudando si comienza o termina
Indeciso si se detiene o camina
Sin opción a desandar lo andado
Resignado imposible a rehacer el pasado

¿Qué es lo que convierte una vida en triste?
La adolescencia que desvela no se extingue
Imborrable y necia idea que imbuiste
Y paró el reloj el mismo día en que te fuiste.

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s